Sobre Concursos de Arquitectura y la nueva Terminal de Omnibus de Santa Rosa

En las últimas semanas se publicó una noticia que sobrevuela en Santa Rosa y es la de la construcción de la nueva Terminal de Ómnibus, “Un viejo anhelo que desde hace tiempo tiene la ciudad”. Ante esta noticia se han pronunciado voces a favor y en contra y aunque debo confesar que tengo una opinión formada no es el objetivo de esta nota.

Como en muchas de estas situaciones hay notas por donde te imagines y por ende también encontramos varias versiones. Una de ellas pronuncia según declaraciones del intendente Di Napoli que para el diseño de la misma “se va a llamar a concurso de arquitectura” y acá es donde yo entro en la discusión.

¿Qué es un concurso de Arquitectura? ¿Para qué sirve?

Un concurso de arquitectura es un tipo de competencia en la que una organización o institución que piensa construir un nuevo edificio invita a los arquitectos a que propongan diseños. Digamos que es un brainstorming, donde se evalúan en igualdad de condiciones distintas resoluciones a un mismo interrogante, también puede contener otros objetivos como estimular el debate público, generar publicidad al proyecto o permitir a nuevos diseñadores una oportunidad de adentrarse al escaso mundo de “diseñadores de renombre”.

El diseño ganador es seleccionado por un jurado de profesionales del diseño y partes interesadas (aca se engloban representantes de instituciones tales como “Colegio de Arquitectos”, “Secretaria de Transporte”, “autoridades municipales y provinciales”, etc.). Aquí surge un tema importante… ¡Que ganes el concurso no quiere decir que tu obra va a ser construida!. A menudo el pliego de especificaciones o “bases del concurso” establecen que al presentarte das tu permiso para que se utilicen libremente tus ideas y resoluciones; por lo que no es raro encontrar construidas resoluciones hibridas que mezclan primer y segundo puesto o hasta el tercero.


Lo anteriormente mencionado también depende del “tipo de concurso” a presentar. Podemos encontrarnos con “concursos abiertos” (nacionales o regionales), “concursos limitados” (a ellos accedes solo por invitación), “concursos de ideas o proyecto” (dependiendo si se va considerar aspectos meramente formales), “concurso vinculante” (dependiendo si el o ganadores van a acompañar en la etapa de la construcción de la obra). Los concursos de arquitectura se usan a menudo para adjudicar contratos de edificios públicos: en algunos países las normas de adjudicación de contratos de edificios públicos estipulan alguna forma de concurso de arquitectura abierto obligatorio.

Che esta bueno esto, pero… ¿Es una aplicación nueva esta de concursos?

La verdad que no!! ¡La historia de los concursos se remonta hasta la antigua Grecia!!! Se dice que la acrópolis de Atenas fue el resultado de un concurso; el mismo ejemplo podemos encontrarlo en obras icónicas como la escalinata de la “Piazza di spagana” en Roma, la cúpula de la “Catedral de Florencia” o la icónica Torre Eiffel inaugurada en 1889. Sin ir más lejos, la terminal de ómnibus actual es una obra otorgada por concurso, a nada más que el gran “Clorindo Testa”.


A pesar de ser una tipología “antigua” y que se pueda atacar por ese lado, es destacable la importancia de esta modalidad adoptada por la gente encargada de llevar adelante el proyecto de la nueva terminal. No solamente a los arquitectos educan los concursos de arquitectura, también encontramos al público que se entera de tales concursos, que asiste a las exposiciones de anteproyectos, que se entera por la prensa de estas actividades; que escucha hablar de los miembros del jurado y de los fallos que dan éstos. Todas estas variables de amplia difusión arquitectónica se constituyen como indispensables y de excepcional importancia, ante un público que no nos conoce como arquitectos. Creo que es un muy buen primer paso y dejo plantada la idea de que en un futuro desde el gobierno de La Pampa se comiencen a realizar concursos de ideas para estudiantes y de esa forma captar a esos jóvenes que se encuentran estudiando fuera de la provincia.

Nota por Tano Benvenuto de Andocroquizando.

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.