Cerro de Los Viejos con realidad aumentada: una experiencia nueva en uno de los sitios arqueológicos más relevantes de La Pampa

El trabajo de la Secretaría de Cultura del Gobierno de La Pampa en el proyecto “Caminos del Agua. Puesta en Valor del sitio arqueológico Cerro de los Viejos” continúa y desarrolla una nueva etapa.

En diciembre de 2019, junto al Museo Etnográfico “Juan B. Ambrosetti” de la UBA, se consiguen fondos para mejorar la programación de Realidad Aumentada de los carteles emplazados en el sendero del Cerro de los Viejos.

A través de las gestiones de su directora y responsable arqueológica del proyecto, Dra. Mónica Berón, y del anterior director del proyecto durante la gestión 2015-2019, antropólogo Ignacio Nacho Roca, se articula entre el Santo Domingo Centre of Excellence for Latin American Research del British Museum de Londres y la agencia CamOnApp para diseñar las experiencias de Realidad Aumentada sin la necesidad de disponer de internet.

Así, desde este momento, tres de los carteles del sendero “Los Caminos de Agua” disponen de esta tecnología y, al escanearse con los celulares de los visitantes (previa instalación de una aplicación liviana y gratuita), se activan experiencias multimediales como las que se pueden apreciar en el siguiente video. De este modo, La Pampa cuenta con uno de los primeros sitios arqueológicos a cielo abierto con tecnología interactiva, como herramienta didáctica y pedagógica, a nivel nacional. 

El yacimiento arqueológico Cerro de los Viejos se encuentra ubicado en el Departamento Caleu Caleu, al Sudeste de nuestra provincia. Emplazado sobre un afloramiento del basamento formado por granitos, alcanza los 216 m.s.n.m., siendo la elevación de mayor altura en los alrededores.

El sitio contiene una serie de estructuras destinadas a la contención del agua. A través de la disposición de seis represas sobre el basamento de granito, los aborígenes conformaron un espejo de agua de gran magnitud que les permitió contar con este recurso crítico en la travesía de los arreos de ganado hacia Chile.

Se trata de un yacimiento de gran valor histórico que no encuentra paralelos en nuestra provincia. El diseño, ejecución y mantenimiento de esta obra hidráulica requirió de una gran capacidad de organizar el trabajo colectivo, lo cual nos lleva a pensar en una sociedad con un alto grado de panificación y control de las actividades relacionadas con la obtención y mantenimiento de los recursos económicos.

Fue localizado por Ernesto Piana y Patricia Mancini en 1973. El primer relevamiento se realizó en 1979, bajo la dirección de Ernesto Piana. Su trabajo de campo aportó la mayor parte de los datos que actualmente se conocen sobre el yacimiento, que fueron publicados en 1982 en “Toponimia y Arqueología del siglo XIX en La Pampa”. En este texto se hace referencia a dos tipos de evidencias halladas en Cerro de los Viejos: muebles e inmuebles. Entre las primeras se cuentan 121 lascas, 1 lámina, 6 núcleos, 2 percutores, 2 raederas, 12 raspadores, puntas de proyectil triangulares, 1 mortero, 1 yunque de granito, 1 fragmento de bola arrojadiza, 16 tiestos de cerámica, huesos quemados, cáscaras de huevo y vainas de carabina Vetterly, todas ellas procedentes de recolecciones superficiales.

Entre las segundas se computan morteros socavados en la roca y seis represas destinadas a la contención de agua de lluvia. Todas las represas están construidas siguiendo la misma técnica: dos paredes de piedras superpuestas unidas entre sí por tierra apisonada, y conforman en su conjunto un sistema hidráulico capaz de contener miles de litros de agua.

Esperamos que muy pronto recuperemos la actividad normal y todas/os las/os pampeanas/os puedan conocer este maravilloso lugar junto a guías especialmente preparados y con el acompañamiento de las comunidades indígenas de la provincia, herederas directas de este patrimonio prehispánico que define nuestra cultura e identidad. Mientras tanto, continuamos trabajando en el proyecto a la espera de ese momento. Con paciencia y cuidándonos pronto saldremos de esta situación ¡La Pampa nos espera!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.