La Pampa turística

En un día tan especial los invito a reflexionar que impide al pampeano ser amigable con el turismo en La Pampa. Cualquier noticia turística en los medios digitales tiene una catarata de burlas y mensajes donde se pone en duda el valor de los recursos tanto naturales como culturales de una provincia sumamente rica y variada, donde el que la recorre y conoce se le hace imposible no enamorarse de sus paisajes, de las particularidades de su gente sencilla y de las miles de historias que la hacen especial.

Parece inimaginable en este contexto que se tenga que trabajar “La Pampeanidad”, ¿Qué significa ser Pampeanos? ¿Qué nos infla el pecho cuando decimos nací en La Pampa? ¿Qué nos impide reconocer sus atractivos y verla con potencial turístico? ¿Por qué no darle una oportunidad y  conocerla antes de menospreciarla?

Pensemos juntos…. ¿Qué tiene la provincia que nos haga sentir orgullosos?  ¿Qué es lo primero que queremos mostrarle a quienes nos visitan? ¿ A qué lugar, experiencia, anécdota, historia, árbol, ave, etc. le darías la categoría de atractivo turístico? ¿Qué motivaría el desplazamiento de personas hasta nuestra pampa?

Nosotros los que la conocemos, los que la amamos, los que día a día la elegimos como nuestro lugar para vivir, encontraremos cientos de estos atractivos y espero sus comentarios para saber que los enorgullece y quieren mostrar al mundo. Pero… ¿Qué se los impide? No es un detalle menor y cuando los  identifiquemos podremos empezar a construir. No nos quedemos en el estado de las rutas o en la falta de estructura o infraestructura, sin duda el análisis es más profundo y a un Cordobes que hasta ve zapatos en las piedras y nos vende excursiones para ir a conocerlo no le va a pasar o a un tandilense que tiene otra piedra movediza como la de Lihue Calel tampoco. ¿Qué nos lo impide?

Es el momento justo y único, irrepetible para nuestro existir, en el día del amigo, ayudemos a los pampeanos a amigarse con La Pampa.

Desde  nuestro humilde lugar cada uno de nosotros puede ayudar a descubrirla, mirar las fotos de otros nos genera la intriga de donde está, las ganas de ir o saber más del lugar, nos plantea la incertidumbre de saber que no  hubiéramos imaginado que La Pampa tenía volcanes, termas, un parque nacional, ríos, pinturas rupestres, etc. Una simple foto puede ser el detonante de una catarata de comentarios positivos, de ganas de …, de cuestionarse el ¿Por qué no ….? Y emprender el viaje sin retorno de que en tu ser entre el virus del turismo en La Pampa, virus sin vacuna, que una vez que otro pampeano te contagió no se va y que  hace que en tus ratos, horas o días libres no pienses en otra cosa más que en agarrar la mochila y salir a caminarla, a bicicletearla, a recorrerla en auto, en micro, en motor home o en la imaginación y las ganas buscando publicaciones de facebook o páginas web.

Feliz día Pampeanos! Y que pronto la vida nos encuentre por las rutas de La Pampa descubriendo sus olores, sus ruidos, sus silencios, sus cielos, su gente y obvio sus aves y mi querido General Pico.

Texto y Fotos: Margarita Cervio
Encargada de Turismo de General Pico

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.