El Viento va…

Esta hermosa cancón forma parte de las fundamentales dentro del Cancionero Pampeano y ya es parte de nuestra identidad pampeana. Además fue declarada Canción Oficial de Eduardo Castex en la época de la intendencia de Livio Curto.

Dice al respecto Oscar García uno de los autores: ” La idea de crear Y el viento va fue en principio mía. Yo creía que podíamos hacer una obra que hablara de nuestra provincia y de nuestra gente, y que deberíamos hacerla sobre una base musical con características hímnicas. Se lo comenté a quien sería el coautor de la obra, Carlos Groisman, quién en ese tiempo era el arreglador de Cantizal, y nos pusimos a trabajar a la distancia y por teléfono. Nos cantábamos fragmentos, sugeríamos y desechábamos versos, y así seguíamos avanzando. La verdad es que fue todo muy rápido.”

“ Enseguida se vislumbró el rumbo y el espíritu de la obra. Después solo fue pulir, hacer el arreglo vocal e instrumental que también realizó Carlos Groisman, y meternos al estudio de grabación. Volvimos de Buenos Aires derecho a grabar el video, que auspició el Banco de La Pampa, para poder cumplir con el compromiso de ponerlo en el aire casi inmediatamente. Era mediado de diciembre del ’86, y el video era una suerte de salutación de fin de año para los pampeanos. El impacto popular que produjo fue inmediato. Desde entonces creo que las obras por encargo pueden ser una buena idea, cuando la chispa del talento nos acompaña.”

Y EL VIENTO VA

(Carlos Groisman y Oscar Garcia), por Cantizal

Después del mar quedó la sal,
después del sol la soledad
De tanta tierra despoblada
un suelo solo nada más.
Más que el lugar donde nací
me importa donde hechar raíz.
Esta es mi tierra. Está mi gente aquí.
Yo ya elegí donde vivir, donde morir

La Pampa canta y el viento va en su voz
por mucho tiempo lloró lágrimas de sal
para arrancar sangre del agua y dar
vida a la paz, porque al dolor, razón al sol
mi tierra baya guarda en su corazón
bajo su piel de espina, roca, viento y sal.
Una canción que el agua llevará
a cada amigo, cada esquina, cada hogar.

Desde el caldén hasta el zampal,
desde la barda hasta el trigal,
toda mi gente va templando
El rostro nuevo de la paz.

La Pampa canta y el viento va en su voz.
Por mucho tiempo lloró lágrimas de sal,
para arrancar sangre del agua y dar,
vida a la paz, porque al dolor, razón al sol.
Mi tierra baya guarda en su corazón
bajo su piel de espina, roca, viento y sal,
bajo su piel una canción…y el viento va…

Canta La Pampa, mi tierra baya.
Lunas enormes flotan sobre el salitral,
y el viento va llevando en su canción,
a cada amigo, cada esquina, cada hogar.

Foto: Rincones de La Pampa

Compartir

One Comment on “El Viento va…”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.