La reconocida canción “La Pampa es un viejo mar” fue declarada por ley “Canción Emblema Provincial”

En el año del Centenario del Natalicio del escritor y pedagogo Ricardo Nervi, durante la última sesión ordinaria la Vicepresidenta Primera de la Cámara de Diputados de La Pampa, Alicia S. Mayoral (FREJUPA) logró convertir en ley –por unanimidad- un proyecto de su autoría mediante el cual se declara a la letra y música “LA PAMPA ES UN VIEJO MAR”, Canción Emblema Provincial, de los autores pampeanos Nervi y Alberto Cortez.

El artículo 2 de dicha norma, invita al Ministerio de Cultura y Educación, la Secretaría de Cultura del Gobierno Provincial, Municipios y Comisiones de Fomento de La Pampa, a difundir la canción “La Pampa es un viejo mar”, sus características artistas y autores, a través de diversas acciones, con el objeto de promocionar y revalorizar la misma como símbolo identitario de la pampeanidad.

Fundamentos:

En sus fundamentos Mayoral explicó: “La música de la obra “La Pampa es un viejo mar” tiene estructura de Milonga, la especie musical de La Pampa por antonomasia, según la conclusión de la musicóloga Lic. Ercilia Moreno Chá, en el informe escrito publicado al cabo del relevamiento de música de raíz folklórica que realizó en nuestra provincia entre 1973 y 1975, que arrojó como resultado un compendio de especies folklóricas halladas, reunidos en dos discos de larga duración, de vinilo, uno de los cuales está íntegramente dedicado a la Milonga, “(…) por ser ella la canción por excelencia del criollo pampeano, y por otra parte, la que él siente como más legítimamente suya. Ella adquiere en esta provincia entonces, un especial relieve. (…)” (Ercilia Moreno Chá, en el folleto explicativo que forma parte del “Documental Folklórico de la Provincia de La Pampa” –dos discos y un folleto–, producido y editado en 1976 por el gobierno de la provincia de La Pampa)”.

La diputada agregó que “dicha música posee una línea melódica sumamente original y muy bella, concebida en dos secuencias de 8 y 16 compases sucesivos, que se vinculan auditivamente con naturalidad, y sin que se abandone la estructura de milonga en el desarrollo de la obra. Su melodía no es tradicional sino contemporánea, con lo cual está más cerca de las expresiones musicales modernas, espiritualmente afines a las actuales generaciones y los tiempos musicales que están transcurriendo en el presente”.

Metáforas

Mayoral citó además al reconocido cantante, autor y estudioso folklorista Rubén Evangelista (Cacho Arenas), quien se refirió a la obra: “La poesía de Ricardo Nervi en esta obra es una sucesión de metáforas y descripciones de La Pampa excepcionales, de alta calidad literaria, concebida por un profundo conocedor de la historia y la geografía del lugar. La más sobresaliente de las metáforas es la que se reitera en la primera y última estrofa del poema: ‘La Pampa es un viejo mar / donde navega el silencio’, con lo que se alude al origen morfológico de esta zona del continente”.

“En el poema están presentes múltiples elementos que identifican claramente a nuestra provincia: el caldén, el hachador y el jornalero; el río ‘muerto’ -río seco- y la sal; el viento -el Pampero-; instrumentos musicales de la presencia aborigen del lugar: la trutruca y el cultrum; el chacarero y los trigales; el médano, que guarda ‘un manantial de luz’ porque ‘La Pampa es de áspera piel/ pero jugosa por dentro’; etcétera. El mismo título de la obra comienza con el nombre de nuestra provincia, La Pampa, lo que da un dato certero y directo acerca de dónde se ubica y cuál es el ámbito que trata, describe y desarrolla la canción”, fundamentó la legisladora.

 De esta manera, La Pampa suma un símbolo cultural más que la distingue y revaloriza como expresión regional, dentro de un contexto nacional también de amplia riqueza y diversidad socio-cultural.- 

LETRA

LA PAMPA ES UN VIEJO MAR

Si Usté no conoce el sur
si piensa que es el desierto,
ni sabe cómo es La Pampa
ni conoce su secreto:

¡La Pampa es un viejo mar
donde navega el silencio!

Usté que pasa y se va,
puede bajarse sin miedo,
podrá escuchar como suenan
las trutrucas del Pampero:

¡Si usté no ha estao por aquí
no sabe lo que es el viento!

Tierra para estar de pie
con las vigilias del tiempo.
A veces, entre los cardos,
se va desangrando el suelo.

¡Y un llanto de sangre y sal
le llora su río muerto!

Revísele al hachador
su caracú jornalero:
la médula de un caldén
hallará si escarba el hueso.

¡Con sus raigones de fe
son plantas mirando el cielo!


Deje que llueva nomás,
sobre este cultrún reseco;
ya verá como florecen
los surcos del chacarero:

¡Con sus muchachas en flor
el trigo se da en un beso!

Venga conmigo y seré
para siempre su aparcero;
verá un manantial de luz
en el corazón del médano.

¡La Pampa es de áspera piel,
pero jugosa por dentro!

Usté no conoce el sur
si piensa que es el desierto;
mire bien ese horizonte:
¿no ve mil barcos veleros?

¡La Pampa es un viejo mar
donde navega el silencio!


Letra: Ricardo Nervi – Música: Alberto Cortez

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.