Andenes del Ocaso

Imagino a los lejos trenes que gritaban mientras escribo estas palabras, imaginar solo eso puedo y es que me he vuelto algo talentoso en ese ejercicio tan representativo en los niños. Tal vez vos que lees ésto y tenes más inviernos en la espalda te imagines aguardando la llegada del antiguo ferrocarril Oeste (luego ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento); o tal vez estás leyendo y recordas el llamado “Ramal forestal” o la pifie y recordas el de Bahia Blanca.

 La cuestión es que sabes a que me refiero y es que aunque en el último tiempo hubo una frase controvertida que dice que somos hijos de los barcos ; tengo que ponerme terco y retrucar ¿Y si somos hijos de los trenes? . Igual no me tomes mucho enserio porque estamos todos un poco apurados últimamente, casi sin freno ¿No?; pero hay algo que no podemos ignorar y son esos testimonios susurrados por los más viejos.

Neruda, ese trasandino tan reconocido se preguntaba: “¿Hay algo más triste en el mundo que un tren inmóvil en la lluvia?” . Bueno, no sé en ese tiempo hermano, pero desde el futuro me toca retrucarte…. Hoy lidiamos con vías muertas, con recuerdos de ese algo que no conocimos, pero que se asienta en la trama urbana casi como diciendo, “che, pibe, acá estoy no te olvides de mi”.

Una estación inmóvil , rodeada de árboles despintados de desnudas cortezas. Dale, si sabes de lo que hablo…una de tantas, 89 en La Pampa según Wikipedia, esas de rieles semienterrados que se confunden con raíces, esas que avivan nostalgias…y es que ya nadie despide a nadie en los andenes, pero ahí están, todavía…están.


 
Hoy les traigo la historia de una de ellas, la que me toca cruzarme a mi, la de “la capital”  esa que hoy ya casi no separa dos ciudades…sino que la parte por medio de un eje verde notablemente desaprovechado.

 Para contar la historia de este particular edificio contacté a una estdudiante de la carrera de turismo quien ha estado en contacto con la estación y su devenir, les comparto un extracto de la charla que mantuvimos:



Tano Benvenuto: Antes que nada gracias por sumarte a esta nota en conjunto, contanos un poco de vos y el motivo por el cual te contacté?.

J.M.: Bueno, mi nombre es Jimena Maica, tengo 22 años y soy estudiante de la Licenciatura en Turismo. En mi carrera, el año pasado (2020), tuvimos que realizar una guiada por el microcentro de Santa Rosa junto a mis compañeros y estudiamos diferentes atractivos de la ciudad, uno de ellos fue la Estación del Ferrocarril.

T.B: Si!, sabia sobre ese trabajo, es muy bueno que se nos ponga en contacto con estos puntos ¿Verdad? ,

J.M : La verdad que sí, creo que cada uno de los atractivos que presenta la ciudad son importantes y me parece fundamental para nosotros como ciudad conocerlos.

 T.B: Me parece genial que lo menciones y bueno ya vamos a ir sobre la cuestión netamente histórica, pero antes coméntame; ¿Qué fue lo que más te llamo la atención sobre la estación? ¿Qué es lo que te produce?

J.M: En lo personal, la Estación del Ferrocarril me generó un sentimiento muy lindo por su historia, pero más allá de eso me gustaría que volvieran a funcionar los trenes ya que sería llamativo poder vivir ese momento. Ver la estación llena de gente, algunos recibiendo a sus familiares, otros partiendo. Algo muy distinto a lo que sucede hoy en día ; cuando paso por la estación y la veo vacía, me da mucha nostalgia porque es un atractivo muy interesante y ojala que un futuro podamos volver a disfrutarla como en aquellos tiempos. Creo que es el deseo de los santarroseños.


T.B: Siempre me gusta saber la opinión de la persona que tengo enfrente y bueno en este caso coincidimos. Contame, ¿Cómo se construyó la estación del ferrocarril? ¿Qué nos podes contar de esos primeros años?

J.M: Es importante destacar que, la Estación del Ferrocarril, fue un sitio muy importante  ya que se convirtió en el punto de llegada de los miles de Inmigrantes que arribaban a nuestra ciudad para establecerse en ella o en pueblos cercanos. El edificio fue construido gracias a Tomas Mason (fundador de la ciudad), él fue quien gestionó en el año 1894 la prolongación del servicio ferroviario hasta la ciudad. Este ramal perteneció a la línea Once –Santa Rosa – Toay, perteneciente al Ferrocarril Domingo Faustino Sarmiento. El edificio se inauguró el 8 de septiembre de 1897, y es llamada Estación Hilario Lagos, las obras no estaban terminadas y se culmina con la construcción en 1906.


T.B: Ahh, pasaron  unos añitos hasta que se terminó la estación ¿Desde cuándo se utilizó?

J.M: El primer tren que llegó a la ciudad de Santa Rosa, lo hizo el 9 de septiembre de 1897, un día después de la inauguración de la estación. Este tren partió de la estación “11 de septiembre” de la ciudad de Buenos Aires, tardando unas 17 horas hasta arribar a la ciudad de Santa Rosa.


T.B: Es increíble la cantidad de historias que deben haber pasado por ahí, y los cambios por los que ha pasado hasta que dejo de funcionar. Hasta sufrio de un incendio ¿Verdad?

J.M: Si!!! el edificio se incendió el 23 de febrero de 1991, destruyéndose la zona este, que era la sala de encomiendas, el despacho, la boletería y oficina del jefe. Fue restaurada conservando la fachada.

Ese mismo año fue declarado EDIFICIO DE INTERÉS MUNICIPAL por su valor artístico-arquitectónico, paisajístico-ambiente y cultural.

Desde ese año el ingreso de ferrocarriles nunca fue regular, sino que empezó a ser muy interrumpido. Hasta el año 2016 que fue el último ferrocarril que ingresó.

Hoy en día, como todos saben la estación ferroviaria no funciona como tal, sino que funcionan como oficinas municipales (cobro de rentas e impuestos).

T.B: Sii, eso de las oficinas municipales lo sabía, también en otros pueblos se ha mutado por la constitución de museos; sería una alternativa interesante para considerar. Contame un poco del monumento ese que está en el exterior, ¿Es un obelisco, una pirámide?

J.M: Es una piramide, es un homenaje a la conquista del desierto, fue construida por el gobierno y es una réplica. La original estaba situada en la actual plaza San Martín, pero fue demolida y construida en esta plazoleta.
 En su base tenía una placa de bronce en conmemoración a dicha conquista puesta por el gobernador Duval. Pero en el 2011 la placa fue retirada y colocaron la que está actualmente haciendo referencia al bicentenario de la revolución de mayo. 

T.B: Bueno Jime, no te robo mas tiempo, gracias por sumarte a esta sección y esperemos volver a trabajar juntos.

 J.M: Muchas Gracias Tano por contactarme! Fue un placer ser parte de esta hermosa nota y de poder seguir conociendo nuestra ciudad y provincia, con anécdotas, historias y demás.

Plaza de la Conquista y pirámide ubicada frente a la Estación Santa Rosa, que en 2011 por Ordenanza Municipal pasó a denominarse “Plazoleta del Bicentenario de la Revolución de Mayo”.
Pirámide de homenaje a la conquista del desierto, ciudad de Santa Rosa. Vista de placas de la pirámide. Facultad de Ciencias Sociales – UNC (unicen.edu.ar)

Foto de portada: Rincones de La Pampa

Texto: Walter “Tano” Benvenuto

Edición: Jimena Roldán

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.